Vinaora Nivo Slider

Frases San Agustín: Reza como si todo dependiera de Dios. Trabaja como si todo dependiera de ti

Nuestra opción

pastoral002Las motivaciones de un Padre- Madre de Familia al elegir el Colegio San Agustín como lugar educativo para sus hijos, pueden ser diversas: no se pierden clases, los Alumnos están seguros, hay orden, disciplina, trabajo; los alumnos salen bien preparados académicamente, pues tienen fácil acceso a la Educación Superior; para reforzar la conciencia de pertenecer a una clase social determinad, para que su hijo sea formado cristianamente, según los valores del evangelios.

La opción de base elegida y asumida por el Colegio San Agustín es una iniciativa cristiana, evangelizadora y liberadora, es decir, una opción por Jesús de Nazaret y su evangelio, lo que no compromete a hacer de ala acción educativo- pastoral una propuesta de buena noticia.

¿Porque se califica la opción educativa de evangelizadora – liberadora? Porque hace al ser humano sujeto de su propio desarrollo, lo convierte en factor de cambio social y lo orienta radicalmente a la genuina liberación cristiana que abre al hombre a la plena participación en Cristo Resucitado, es decir, a la comunicación filial con el padre y a la comunión fraterna con todos los hombres de sus hermanos.

En consecuencia, La Educación Cristiana que proponemos:

  • Debe ser humanizadora y personalizante para que el hombre pueda afirmarse como persona y como hijo de Dios, autodeterminarse y promover su sentido comunitario.
  • Debe ser enraizada, nutrirse y proyectarse desde, en y hacia nuestra realidad Venezolana y Latinoamericana, de modo que pueda suscitar las cualidades creativas de nuestro pueblo en orden a la transformación de su misma realidad.
  • Debe de ser de calidad y abierta a las inspiraciones autenticas mas profundas de nuestra gente, a los logros de la técnica, la ciencia y el arte que la inteligencia humana cultiva y estar atenta a las distintas manifestaciones culturales de nuestro pueblo.
  • Debe ejercer constantemente su función crítica, para cumplir su tarea renovadora y transformadora de la sociedad.
  • Debe ofertar una formación religiosa que facilite al hombre la maduración en la fe, y a través de la vivencia de los valores, su integración con la vida.